EL BEISBOL…ESTA VIVO ¡IS ALIVE!

el beisbol, deporte apasionante y practicado ampliamente en casi todas las regiones del mapa mundi, había sido discriminado, había salido incluso del programa olímpico, estaba relegado a un cuarto o quinto puesto entre los deportes con mayor participación y rating televisivo, por detrás del rey fútbol (me refiero al soccer) con sus mundiales y la champion league etc, por detras del elitista tenis con sus sendos grand slam (que no precisamente son jonrones con bases llenas), por detrás de los gigantes de la NBA.
Así no era difícil adivinar que saliera del panorama olímpico. Pero algo sucedió y el béisbol comenzó a resurgir cual ave fénix de sus cenizas. para explicar este fenómeno solo hay que buscar un antes y un después de; un culpable de y unos protagonistas del hecho.
Primero el antes y el después es simple: antes del primer clásico mundial de béisbol y después del clásico. Antes de este evento los “mundiales amateur” dominados en su dantesca mayoría por equipos cubanos y con resultados masacrantes y un sonoro bate de aluminio, a pesar de la renovación a finales del siglo pasado de incluir profesionales y bates de madera en estos eventos pero aun así sin grandes participaciones de figuras mediáticas conocidas en el ámbito de la MLB. Fue el primer clásico mundial de beisbol el primer eventoque reunió calidad en todos los aspectos tanto así que hasta semejanza guardaron los mundiales FIFA en varios aspectos relevantes.
El culpable, posiblemente Bud Selig con la bendición de Dios, ya que fueron tantas las transformaciones, o mejor dicho actualizaciones que hizo Selig que en resumen: metieron al béisbol en el siglo 21, la reclamación por cámaras y supongo vendrán más apoyo en las tecnologías, el hecho de que el ganador del juego de las estrellas otorgue la facilidad de comenzar en casa la serie mundial lo cual gana interés de jugar y ganar el All Star Game, el béisbol es un show en todas las categorías incluyendo las infantiles ligas menores de clubes profesionales que existían pero no con tanta difusión mediática como hasta ahora.
Por último los protagonistas, lo más difícil porque no solo se trata de los jugadores, acá vale incluir a la prensa con un uso ético y bien documentado con apoyo en las tecnologías y medios del siglo 21, los broadcasters, las leyendas vivientes como Vin Scully. Las mascotas como Orbit,el osezno Clark estrenándose en su roll o los simpáticos Paws y Bernie Brewer. Pero claro, el centro de atención siempre son los jugadores, más allá del número plasmado en sus contratos, la estrellas brillan por sus jugadas y algo más, brillan dentro y fuera del terreno sea dando un buen show o un relevante escándalo. Los nombres son muchos pero los “fenómenos” actuales de este resucitado deporte es una lista un poco más estrecha; el primer nombre de mi lista es Mike Trout sin más preámbulo ni necesidad de mencionar por qué, luego el show se adorna así en la Americana: Miguel Cabrera, con su constancia; José Altuve, con sus habilidades; José Abreu, con su poder; Michael Brantley, muy completo; David Ortiz, más oportuno que nunca; Céspedes con un cañón en su brazo y su par de derbys de jonrones seguidos. En la nacional comienzo por el extraterrestre Clayton Kershaw; Andrew McCuttchen con mucho carisma; Puig el caballo salvaje es el único que se toma este negocio como diversión al 1000%; Bumgarner y Sandoval son los propietarios del mes de Octubre; Harper con una entrega y su “Fair Play” si esto existiera en el béisbol así como en el fútbol se le debería premiar. Claro hay más nombres pero estos son los intergalácticos.
Ya se puede oficialmente decir que el béisbol existe que está vivo que llegó para quedarse y que subirá escalanos en el presente siglo.